Koru Yoga Escuela de Ashtanga Yoga

Koru Yoga Escuela de Ashtanga Yoga

Koru Yoga Escuela de Ashtanga Yoga

Máximo 7 alumnos por clase.

Clases

Ashtanga Vinyasa Yoga

Esta práctica de hatha yoga es altamente estructurada y mezcla a la perfección la fuerza, la flexibilidad, el ritmo y la regulación de la respiración.

Es físicamente exigente y seguro que no te vas a aburrir, pero su característica más destacada es que integra variados soportes de concentración junto con el movimiento, que son la clave para ralentizar y aprender a gestionar el flujo continuo de pensamientos y emociones que caracteriza a la mente humana. Y que son una de las causas principales de nuestra infelicidad.

En el video inferior se puede ver una muestra de algunas posturas muy avanzadas para que os hagáis una idea:

En clase hacemos la Primera Serie. Os dejo los enlaces a dos videos de la serie completa.

El primero de Pattabhi Jois, que es el creador del estilo y el segundo de John Scott, que es mi profesor.

Yoga para Embarazadas

Actualmente no doy clases en grupo para embarazadas porque funciona mejor otro método.

Tengo packs de 4 clases particulares en las que te enseño lo que debes hacer para practicar con seguridad y eficacia.


Las ventajas son que:

  • Así tienes mucha más libertad para practicar cuando te venga bien con
    total flexibilidad.
  • Adquieres más responsabilidad sobre el proceso. Esto es particularmente importante de cara a las técnicas de estabilización mental de cara al parto.

A continuación puedes consultar información de las técnicas más adecuadas para cada trimestre:

Clases particulares

Elige aprender justo lo que tú necesitas, como, y cuando tú quieras.

Horario

Calendario 2019. Fechas de cierre:

Festivos oficiales en Rivas  |  Semana Santa: 15 al 19 de Abril  |  Verano:  1 al 31 de Agosto  |  Navidad: 23 Diciembre al 2 de Enero 2020

Contacto

C/ Eduardo Mendoza, 3 - Rivas-Vaciamadrid

Precio

Ashtanga

Ashtanga

60€ / mes ( A partir de Septiembre 70€ / mes)
2 clases de 90 minutos / semana
Embarazadas

Embarazadas

150€
4 clases particulares de 1 hora
Particulares

Particulares

350€
Bono 6 clases de 90 minutos. Caducidad de 3 meses.

Profesor

Profesor meditando

Formación de:

  • Ashtanga:

Profesor titulado de Ashtanga Vinyasa Yoga con John Scott en Nueva Zelanda – John fue uno de los primeros alumnos occidentales de Pattabhi Jois en Mysore.

6 años de experiencia dando clases particulares y en estudios en Nueva Zelanda y España.

  • Yoga prenatal:

Cursos en Yoga Vidya Gurukul – Nashik, India – de Yoga Therapy y Yoga Pre y Post Natal.

  • Otras formaciones de yoga:

Además de la línea de Ashtanga, mi formación teórica es de la escuela de Bihar.

Técnicas de concentración budista Vipassana según la escuela de S.N.Goenka.

  • Taichi y Qi gong:

Aprendí con Pedro Rico en Zaragoza, discípulo en Doc-Fai Wong en San Francisco.

3 años de formación con maestros de Wuxi y Shanghai mientras viví en China.

21 años de práctica de Taichi estilo Yang y otras formas de Qi Gong.

  • Otras formaciones:

Diploma en Naturopatía por New Zealand College of Naturopath.

Especialización en Fertilidad Natural y Salud Reproductiva (NZ).

Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad de Zaragoza.

 

Opiniones

  • Sin lugar a dudas, Pablo es el profesor más auténtico de yoga que he tenido. Pablo va más allá de la “moda” del yoga. Desde el primer momento es fácil sentir como todas las ideas que imparte en sus clases las intenta integrar en su vida. En sus clases persigues regular tus pensamientos para poder alcanzar mayor equilibrio en cualquier faceta de tu vida. Entiende el yoga como una herramienta para tener más presencia en el ahora a través de la concentración. Pablo te ayuda a perfeccionar pequeños detalles que suponen un gran cambio. Es un gran profesional y mejor persona. Sin lugar a dudas lo recomendaría.

    Iván

  • Como iniciada en este mundo del yoga, no he podido dar con mejor profesional que Pablo. En Koru Yoga puedes practicarlo de forma real y adaptada según tus necesidades. Sin duda la mejor opción. Descubrelo, practicalo y avanza con sus clases. Un 10.

    Paula

  • Es una suerte haber encontrado a Pablo y sus clases de Ashtanga yoga. Estoy muy contenta con su profesionalidad y de la forma en que nos involucra cada vez más en el mundo yoga. Estoy totalmente enganchada a sus clases además de sentir muchos de los beneficios de practicarlo. Recomendable 200%

    Calis

  • Excelente para aprender la práctica de Asthanga Yoga.
    Pablo, inmejorable profesor con gran conocimiento de anatomía está continuamente pendiente de todos los detalles y de las correcciones para que aprendas y mejores en tus asanas. Después de 1 año de práctica he notado un cambio brutal tanto a nivel corporal, mental como emocional. ¡100 x 100 Recomendable!

    Alejandra

  • Se siente profundidad según entras por la puerta. No es sólo ejercicio, el yoga es algo más y de manera natural así lo sientes desde que empiezas. Con pocas clases que llevo, Pablo ha conseguido despertar en mí un interés por el yoga muy diferente a lo que hasta ahora había practicado, como un todo más global.

    Laura

  • Empecé a practicar Asthanga hace un año y gracias a Pablo ahora no puedo vivir sin mis clases. Grupos reducidos, profesor y atención inmejorables.

    Pilar

  • “Si buscas un sitio donde hacer posiciones circenses, no es tu sitio. Si buscas que en clase haya móviles con los que inmortalizar tus avances, no es tu sitio. Si buscas probar nuevas técnicas con algún nombre que suene guay en inglés, definitivamente no es tu sitio. Pero si abandonas todo ese ruido vas a tener la oportunidad de experimentar la esencia de algo mucho más grande. Cómo olvidándote de toda la burbuja que existe alrededor del yoga y centrándote en la simple práctica del ejercicio ya es suficiente. Vas a aprender a respirar, a doblarte y retorcerte. Pero también a no juzgarte, a no ser impaciente y a dejar de lado los prejuicios que por nuestro condicionamiento nos asaltan. Sin gurús ni atmósferas irrespirables de incienso. Sin depender de nada y siendo tu el único responsable de tus avances.
    Y para que todo esto funcione, Pablo es clave llevando la clase. Va a adaptarse a tu ritmo y a tus necesidades haciendo que saques lo mejor de ti. No va a ser un simple observador; va a preocuparse y a implicarse.
    Asi que sí. Si buscas ese algo más, es tu sitio.

    Ana

  • Tanto si quieres iniciarte como si deseas profundizar en la practica de Ashtanga Yoga de manera fiable, respetando su esencia te recomiendo acudir a Koru Yoga. Pablo no solo es excelente como profesor, sino como persona, sabe respetar tus momentos, pero al mismo tiempo no deja escapar ningún detalle para que puedas profundizar más en tu práctica. Llevo más de 8 años practicando yoga, y solo 2 meses con Pablo, y he notado un cambio importante en mi manera practicar, pero sobretodo en mi manera de vivir el momento de la practica con más profundidad.

    Mercedes

Galería

  • Yoga shala

    Yoga shala

  • Yoga shala

    Yoga shala

  • Sirsasana - Ashtanga Yoga en Rivas

    Sirsasana

  • Bhuja Pidasana - Ashtanga Yoga en Rivas

    Bhuja Pidasana

  • Garbha Pindasana - Ashtanga Yoga en Rivas

    Garbha Pindasana

  • Urdhva Mukha Svanasana - Ashtanga Yoga en Rivas

    Urdhva Mukha Svanasana

  • Urdhva Dhanurasana - Ashtanga Yoga en Rivas

    Urdhva Dhanurasana

  • Adho Mukha Vrksasana - Ashtanga Yoga en Rivas

    Adho Mukha Vrksasana

Preguntas Frecuentes

  • Llámame o escríbeme para ver cuándo podemos vernos.

    Luego vienes en torno a una hora para conocernos, explicarme si tienes alguna limitación física, tus expectativas acerca del yoga y para hacerte una pequeña introducción teórica.

    Así cuando vengas a tu primera clase en grupo ya tienes unos conocimientos de base.

  • ¡Hacemos muchísimo más!

    La opción de añadirse a cualquier clase y practicar una vez gratis no la tenemos, ya que realmente distorsiona mucho el avance de un grupo establecido y el alumno nuevo no puede recibir un nivel de atención adecuado.

    Por ello, puedes venir a ver una clase – sin participar – para que tengas una idea de qué hacemos.

    Y luego, en lugar de una primera clase gratis en un grupo, lo que tienes es una clase particular gratuita para enseñarte a tí sola lo que necesitas para incorporarte a un grupo y practicar de forma segura y efectiva.

  • Ropa cómoda y fresca.

    Si quieres, puedes traer tu propia esterilla, aunque aquí tenemos las mejores del mercado. Todas de Manduka. Modelo Pro extra larga.

    Además tenemos bloques de corcho, mantas y antifaces para relajar los ojos.

  • Sí, claro. Puedes incorporarte en cualquier momento y se prorratea el precio del mes.

  • Por dos motivos:

    Primero para mantener los grupos estables y así avanzar mejor.

    Segundo porque el límite de 7 alumnos hace que sea muy fácil superarlo si los alumnos eligen libremente a qué clase acudir.

    No obstante, si una semana tienes que hacer un cambio, me avisas, y si es factible, lo hacemos sin problema.

  • En las clases de Ashtanga, el riesgo depende de 2 factores. El profesor tiene que enseñar los posibles riesgos y dar estrategias para minimizarlos. El alumno tiene que actuar con sentido común, no tratar de competir y entender que ahimsa – la no violencia – empieza por uno mismo.

    Digamos que el riesgo de lesiones está más determinado por la posible negligencia que por factores accidentales.

    Mis alumnos nunca han tenido ningún problema pero hay que tener cuidado con las rodillas (manteniéndolas en ligera flexión en cada transición), los aductores, las cervicales en la serie final. Y las posiciones invertidas, siempre tienen el riesgo de caerse.

  • Sí tengo intención aunque no tengo nada programado de momento. Si tienes interés, escríbeme.

  • El koru es un símbolo maorí en forma de espiral, basado en los delicada y preciosa forma de los brotes de helechos que pueblan cada rincón de Nueva Zelanda.

    Simboliza la nueva vida, el crecimiento, la fuerza y la paz.

    Yo viví 8 años en Nueva Zelanda. Allí estudié Naturopatía y me especialicé en fertilidad natural. También, allí conocí por primera vez el yoga y estudié Ashtanga con John Scott.

  • Mejor es un video que nada. Mejor es en una clase. Y mejor todavía con un buen profesor.

    Empezar con un video sin saber nada es realmente complicado.

    La principal ventaja de hacerlo con un profesor – y para eso hace falta que pueda dedicarte tiempo – es que todos los movimientos sean seguros y que te corrija personalmente todo lo que haga falta hasta que entiendas el sentido de la postura.

    Una vez que ya has entendido en profundidad tu cuerpo y el espíritu del movimiento ya puedes entender e interpretar lo que veas en un video.

  • Aprendí con John Scott en Nueva Zelanda. John fue uno de los primeros alumnos occidentales que estuvo viviendo largas temporadas con Pattabhi Jois (Guruji) en Mysore, cuando se abrió la práctica a los extranjeros. John es uno de los tres o cuatro profesores de más renombre mundial.

    Como curiosidad, cuando daba clases en Los Angeles, enseñó a Gwyneth Paltrow y Sting.

  • Aprendí con Kate Mandlik en Yoga Vidya Gurukul – Nashik, Maharashtra, India.

    Kate es Australiana, naturópata y llevaba unos 6 años viviendo en un ashram en la India, tras casarse con un maestro de yoga, hijo a su vez de otro maestro de yoga.

  • Para nada. Yo entiendo que todo lo contrario. Porque la finalidad del yoga es la libertad. La libertad última, incluso de tus propios condicionamientos más profundos.

    Por otro lado, se podría argumentar que la mayoría de los fundadores de una religión, alcanzaron sabiduría y discernimiento a través de técnicas similares. Y en eso estoy de acuerdo.

    Pero me parece razonable pensar que si levantaran la cabeza y viesen las organizaciones religiosas que se han montado utilizando su nombre y malversando sus enseñanzas no iban a quedar muy contentos.

  • Los mantras – como cualquier oración utilizada en cualquier religión, por ejemplo – son un soporte de la concentración válido.

    Los mantras que incluyen el sonido ‘m’, crean una reverberación conducente a la relajación.

    Además, regulan el flujo de la respiración. Y por otra parte, sirven para evaluar el estado de concentración mental. Cuanto más centrado, más homogéneo y estable es el flujo de aire.

    Específicamente, el mantra de inicio da las gracias a los maestros que nos han transmitido las herramientas y técnicas para alcanzar cierta lucidez.

    El mantra de final – de inspiración más budista – busca compartir con otros el beneficio y el bienestar obtenido de la práctica.

  • Sí, claro. Más vale tarde que nunca.

    Como algún maestro dijo, lo único que hace falta para practicar asana es coordinar la respiración con el movimiento.

    Si no eres nada flexible, pues en algún momento hay que empezar a practicar. Cuanto antes mejor.

    Obviamente, hay posturas que al principio no podrás hacer – igual que yo tampoco puedo hacer muchas de momento!

  • Para empezar, el Hatha yoga no está bien definido como práctica en occidente.

    En general, una clase de Hatha yoga en occidente suele incluir una parte de relajación, una parte de asanas – que suelen ir variando, y una parte de ‘meditación’. Pero esto es completamente variable.

    El termino Ashtanga Vinyasa Yoga, está perfectamente definido, en teoría.

    Sus características son: siempre se realiza la misma secuencia, e incluye múltiples soportes de concentración: como el vinyasa (flujo entre asana y asana), la cuenta de cada transición dentro del vinyasa, el drishti o lugar donde mirar en cada transición, una respiración concreta, y dos bandhas.

  • Todas las clases son guiadas, pero si te sabes la secuencia y tú quieres practicar por libre, por mi perfecto.

  • Tampoco se practica los sábados, ni las mujeres durante los 3 primeros días de menstruación. En mi humilde opinión, el espíritu fundamental de las primeras restricciones es el de tener algún día de descanso para aquellos alumnos que tienen práctica diaria. Pero ese no es el caso más habitual, y si los alumnos vienen dos veces por semana, no hay riesgo de sobrepráctica.

    Evitar la práctica de ejercicio intenso durante los días menstruales de flujo más fuerte sí que tiene todo el sentido del mundo y forma parte de la autoobservación mínima que cada mujer debería aprender.

  • Sí, claro. Muchas mujeres se acercan al yoga precisamente durante el embarazo.

    Además, en las clases para embarazadas son perfectas para incidir sobre muchos aspectos no físicos del yoga. Con lo cual no se trata tanto de forma física o de flexibilidad.

    De hecho, la flexibilidad aumenta durante el embarazo – la hormona relaxina tiene picos en torno a la semana 14 y luego conforme nos acercamos al parto – con lo cual tenemos que tener cuidado de no sobreextender ligamentos, especialmente los pélvicos.

  • Sí. Siempre que te encuentres bien, puedes empezar.

    El primer trimestre suele ser muy variable. Hay mujeres que se encuentran fenomenal y pueden hacer de todo y otras que se encuentran bastante mal.

    La mayoría de mujeres empiezan a practicar yoga durante el segundo trimestre, ya que se encuentran mucho mejor, y tienen muy buena movilidad.

    En el tercero la movilidad va bajando y el enfoque es diferente. La respiración profunda es casi la intervención más efectiva en las últimas semanas cuando el útero empieza a comprimir de verdad el sistema digestivo y los pulmones.

    Por un lado, queremos maximizar la forma física, para estar lo más cómodas durante los últimos meses y llegar al parto en condiciones físicas óptimas.

    Por otro lado, es muy importante prepararnos psicológicamente para el parto de forma que podamos mantener un estado de relajación (predominio del sistema nervioso autónomo parasimpático) durante el mayor tiempo posible para optimizar la fisiología del trabajo del parto, así como convertirlo en una experiencia lo más agradeble posible.

    Los dos enfoques llevan tiempo y requieren de trabajo. Así que cuanto antes se empiece, mejor. Pero también es verdad que un mes de práctica es claramente mejor que nada.

  • Algunos asanas físicos, idealmente los puedes practicar hasta que comience la fase expulsiva del parto.

    Las técnicas de respiración y concentración, no tienen ninguna limitación, y deberían de practicarse con la máxima intensidad hasta que termine la fase expulsiva del parto, para que toda la experiencia sea óptima.

  • Hay que estudiar caso por caso. Idealmente de forma coordinada con tu obstetra.

    Para muchas complicaciones, el yoga puede ser una intervención muy adecuada.

    Lo mejor es que me preguntes y veas bien tu caso.

    De igual manera, si ya estás practicando conmigo, y ocurre cualquier modificación importante en tu estado de salud, es importante que me lo comuniques inmediatamente.

  • Las recomendaciones habituales para ejercicios físicos son de 4 semanas después de un parto vaginal y de 6 semanas tras un parto por cesárea.

    Otras técnicas yógicas se pueden practicar durante e inmediatamente después.

  • Durante el primer trimestre, si te encuentras bien, podríais seguir yendo a tu clase normal aunque sería importante evitar algunos asanas (por ejemplo los que presionan fuertemente con el tobillo en la zona abdominal inferior) así como intentar no crear demasiado ‘calor’ – concepto ayurvédico – en el cuerpo.

    En torno al segundo trimestre ya es claramente recomendable ir a una clase específica de segundo trimestre. Si tienes un nivel físico muy bueno y quieres seguir manteniéndolo, puedo recomendarte asanas adecuados al embarazo y físicamente más exigentes que los habituales en una clase para embarazadas para que practiques y mantengas un nivel de forma física lo más alto posible.

  • No es obligatorio tener su permiso salvo en el caso de que exista alguna complicación importante.

  • Aunque mucha gente hace esta pregunta, está mal definida.

    Por el hecho de que el embarazo es un proceso complejo con modificaciones anatómicas que oscilan desde muy leves a muy importantes. Por eso, aunque siga siendo una separación burda, lo mínimo que podemos hablar es de los diferentes trimestres.

    Para más información puedes ver mi entrada en el blog acerca del Yoga para Embarazadas y consultar los diferentes trimestres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies